domingo, 19 de diciembre de 2010

IAPA General Assembly, November 5 - 9 2010, Mérida, México

Freedom of expression continues at risk in Honduras, as there exist threats, intimidations and attacks not only on news media but on individual journalists. In addition, there is the impunity that surrounds the murder of five journalists in this period since the Aruba Midyear Meeting. To date the government has not solved the crimes and the masterminds and perpetrators remain unidentified.

In the case of David Meza, murdered on March 11, those identified by the authorities were released for lack of evidence. In the case of Jorge Alberto Orellano murder, committed on April 20, one of those allegedly involved is in prison. The other murders continue to go unpunished.

In this period one attempt was made on the life of a reporter, eight were assaulted, two received death threats, attacks were reported on the buildings of three news media outlets, and the government withdrew the license of a television channel.

In addition, noteworthy has been the reluctance of government agencies to render an account of the planning, use and placement of public funds.

President Porfirio Lobo’s commitment to defend freedom of the press and of expression is far from being put into effect. His administration has dealt with great indifference with murders of, assaults on, and threats to journalists, as well as attacks on news media buildings, and on that of the National Human Rights Commission (Conadeh).

The actions of the executive and legislative branches of government show a clear disregard of the Law on Transparency and Access to Public Information and of court rulings on the subject.

The main developments during this period:

On August 8 journalist Mario Salinas, who hosts the program “Ante la Nación” (Before the Nation) on the San Pedro Sula television channel Canal 21, complained to a police officer that he was the victim of persecution by unidentified persons, later reporting that his complaint had not been acted on.

On August 18 journalist Nelson Joaquín Murillo of Radio América radio station was set upon by a group of people belonging to the self-styled People’s Resistance Front, supporter of former president Manuel Zelaya Rosales.

On August 19 La Tribuna news photographer Amílcar Luque reported to the National Human Rights Commission an attack upon him the day before (August 18) by members of the self-styled People’s Resistance Front. He said that taking part in the assault was Swedish citizen Dick Emanuelson, who supposedly works as correspondent of a Swedish magazine. According to Luque, when he was photographing a protest demonstration outside a hotel near the Presidential Office, Emanuelson began filming him.

On August 19 journalist Itsmania Pineda Platero, president of the organization Xibalba, Arte y Cultura, reported that she was injured by three assailants who broke into her home on Sunday, August 15 and the following day was threatened by the same individuals for having reported to officials what had happened.

On August 24 journalist Israel Zelaya Díaz, 56, who was a stringer for the program “Claro y Pelado” (Clear and Barefaced) aired by Radio Internacional radio station, was murdered in the town of Villaneva, Cortés province. Zelaya Díaz, whom colleagues and friends nicknamed “Chacatay,” was found dead with three bullet wounds to the throat and head. The District Attorney said robbery was ruled out because his documents, watch and cel phone were found in his trousers. Although the investigation was not going anywhere local police spokesman Leonel Sauceda said “the only thing that we have been able to determine in the death of journalist Israel Zelaya Díaz is that it was not due to his work as a journalist.” Zelaya had been a journalist for 30 years, mainly on radio but he also had worked for a short time in the newsrooms of El Heraldo and La Tribuna.

On August 27 Radio Globo reporters Carlos Paz and Oswaldo Estrada were beaten by police officers taking part in the clearing of people out of the campus of the Francisco Morales Pedagogic University where a group of striking professors had taken refuge.

On September 2, ignoring a Supreme Court ruling, the National Congress passed a decree authorizing takeover of the frequency used by the Teleunsa company’s Canal 8 television channel. In May 2007 the Administrative Court had ruled that Teleunsa was the sole operator of the Canal 8 frequency. This ruling was later upheld by the Administrative Appeals Court and then unanimously by the Supreme Court on May 20, 2008. The legislative action, which had originated in the Presidency, sparked bitter discussion in the chamber. It opened up a new debate on violation of press freedom and free speech in the country. The decision was made in a controversial debate in which legislators from the opposition parties called it a “confiscation” of a frequency that had been lawfully granted to businessman Elías Asfura. “It is not an expropriation, they are simply saying that it belongs to the state,” and taking the frequency from Teleunsa “is an act of sovereignty,” declared President Porfirio Lobo, the main sponsor of the decree. National Human Rights Commissioner Ramón Custodio rejected the government action, stating, “If anything has made us free, if anything has made us have the democracy that we have in Honduras, it is freedom of expression.”

On September 6 journalist René Rojas complained that the police were hounding him for the work he was doing. Rojas, who hosts the program “Libre Expresión” (Free Speech) broadcast by a radio station in Santa Rosa de Copán in western Honduras, said that two months ago he had been subjected to harassment for having exposed abuses committed by local traffic police.

On September 9 members of the resistance front supporting former president Manuel Zelaya hurled rocks at the building of two television channels, Canal 10 and Canal 7, and at that of the National Human Rights Commission in Tegucigalpa.

On September 15 dozens of police officers and soldiers burst without authorization into the offices of Radio Uno radio station in San Pedro Sula to disgorge a group of demonstrators who had taken refuge there after attacking parades commemorating the 189th anniversary of the country’s independence.

On September 22 HRN radio reporter Verónica Cáceres was attacked by supporters of former president Manuel Zelaya. The attack occurred as she was outside the Autonomous National University of Honduras covering a protest demonstration by Zelaya supporters in demand for the dismissal of the university’s president.

On September 23 the Access to Public Information Institute (IAIP) presented a report titled “Evaluation of the Institutions Required to Comply with the Law on Transparency and Access to Public Information,” in which it is stated that officials of government agencies were clearly reluctant to render accounts on the planning, use and placement of public funds. The report said that several agencies, citing fear for public safety, resisted giving accounts of the monthly remuneration of public servants.

On September 24 San Pedro Sula city alderman Reynaldo Rouglas struck Telediario television reporter Golda Sánchez as she was interviewing him. The attack took place in the office of the municipal official, who was annoyed when the reporter asked him if he was the owner of the tow trucks that the city uses to move badly parked vehicles on local streets.

On October 4 journalist Danilo Antúnez, editor of the financial pages of the newspaper La Tribuna, narrowly escaped with his life after two assailants shot at him as he was about to get into his car. It was reported that the attack could be linked to what he had written about economic crises in Cuba and Venezuela.

On October 12 cameraman José Jorge Amador, who works for the online version of El Heraldo, was detained and beaten as he was covering a parade in support of former president Manuel Zelaya at the National Congress.

sábado, 20 de noviembre de 2010

Pide medidas de protección periodista hondureña

Periodista hondureña clama angustiada por medidas de protección urgentes ante desamparo policial.
Licenciado Oscar Arturo Álvarez Guerrero Secretario de Estado en los Despachos de la Secretaria de Seguridad Gobierno de la República de Honduras. Celular 9770-3454 begin_of_the_skype_highlighting              9770-3454      end_of_the_skype_highlighting.
Respetado señor Ministro.
El Observatorio Ecuménico para los Derechos Humanos en Honduras del Consejo Latinoamericano de Iglesias (OEDHCLAI), con todo respeto comparecemos ante usted, como responsable máximo de la seguridad, protección, orden y convivencia ciudadana de nuestro país, demandando el cumplimiento inmediato de las MEDIDAS CAUTELARES DE PROTECCIÓN URGENTES para la Periodista hondureña ITSMANIA PINEDA PLATERO, Presidenta de la Organización XIBALBA, ARTE Y CULTURA y miembra de la Red de Observadores Ecuménicos en Derechos Humanos de este Observatorio del CLAI, conforme los hechos y consideraciones jurídicas siguientes.
PRIMERO: Como es de su conocimiento la Periodista Licenciada Itsmania Pineda Platero desde el 2006 por su trabajo de Prevención, Tratamiento y Rehabilitación de jóvenes participantes de las asociaciones ilícitas Maras y Pandillas a través de la organización sin fines de lucro XIBALBA, ha sido víctima de amenazas, persecución y hostigamiento, siendo su caso denunciado ante la honorable Comisión Interamericana de los Derechos Humanos, la Fiscalía Especial de los Derechos Humanos y los organismos nacionales en Honduras, gozando en la actualidad de Medidas Cautelas de Protección.
SEGUNDO: La Periodista Pineda Platero también ha contribuido con el Estado Hondureño y la sociedad civil mediante numerosas capacitaciones para agentes y oficiales de policía, autoridades municipales, líderes gremiales y comunitarios con el tema de la prevención de las MARAS Y PANDILLAS y a la vez a escrito y editado ensayos y documentales especializados sobre este fenómeno social, en relación a sus orígenes externos, las causas que los genera, formas organizativas desarrolladas y las consecuencias de estas estructuras delictivas durante los gobiernos del Presidente Ricardo Maduro y José Manuel Zelaya Rosales como a usted le consta.
TERCERO: Señor Secretario de Estado, actualmente la vida de la Periodista ITSMANIA PINEDA PLATERO, como Defensora de los Derechos Humanos corre inminente peligro, desde el momento mismo que POR ÓRDENES SUPERIORES se le ha suspendido la seguridad policial asignada a su persona desde el pasado 24 de septiembre y ejecutada por el Inspector de Policía de apellido Nájera de la Sub Delegación del barrio la Granja, ciudad de Comayaguela, al retirarle los agentes asignados sin ninguna comunicación formal oficial por escrito como consta en el convenio de medidas cautelares de protección suscrito mediante Acta entre esa Secretaria de Estado, la Fiscalía de Derechos Humanos y la víctima protegida. Su caso tiene una denuncia criminal en la DNIC por amenazas a su seguridad, en proceso e investigación pero con negligencia manifiesta del equipo investigador como le consta al mismo Comisionado de Policía Mario René Chamorro Jefe de la región Metropolitana número uno, quien le ha brindado su apoyo en forma directa ante los reclamos y puestos los hechos en conocimiento del Comisionado Luna y el Comisionado Fuentes en Casamata sin ninguna respuesta hasta la fecha.
CUARTO: Considerando Señor Ministro de Seguridad, que el Estado de Honduras tiene la Obligación de tutelar, proteger, garantizar y promover los Derechos Humanos de todos los connacionales y extranjeros residentes en el país, conforme la Convención Americana de los Derechos Humanos o Pacto de San José de la OEA y otros tratados internacionales sobre la materia y en función de salvaguardar en forma inmediata la seguridad, libertad personal y la vida de la Periodista ITSMANIA PINEDA PLATERO preceptuados estos derechos en los artículos 61, 65, 68.69, 78 y 81 de la Constitución de la República y demás aplicables de la Ley Orgánica de la Policía y la Convención Americana, con todo respeto en razón de su autoridad como Secretario de Estado PEDIMOS:
Admitir la presente por intermedio de la Unidad de Derechos Humanos y la Secretaria General como una petición pública, darle el tramite legal, ordenando ante quién corresponda la restitución inmediata de las Medidas Cautelares de protección de esta compatriota a efecto de prevenir la comisión de otro acto criminal como tantos otros han ocurrido en contra de dirigentes populares y activistas defensores de DDHH en el actual periodo de gobierno y el contexto de impunidad, inseguridad e indefensión que estamos la población desde el Golpe de Estado Militar reconocido internacionalmente por el Presidente de la República Licenciado Porfirio Lobo Sosa.

Se adjunta copia de denuncia anterior de este Observatorio Ecuménico del CLAI y carta remitida por la Periodista Itsmania Pineda al Dr. Juan Almendares Director del CPTRT clamando por protección.

Tegucigalpa, MDC 28 de septiembre de 2010.

 Leonel Casco Gutiérrez Procurador de los Derechos Humanos Coordinador Observatorio Ecuménico DDHH del CLAI. Cel. 9892-6935 begin_of_the_skype_highlighting              9892-6935      end_of_the_skype_highlighting

Cc. Fiscal DDHH Abogada Sandra Ponce Ministra Asesora en DDHH Abogada Ana Pineda Comisión Interamericana de DDHH (CIDH) Organismos Defensores de los derechos de la Mujer Asociación Comité por la Libre Expresión C-LIBRE Oficial DDHH de la ONU señor Lucas Balderas

Dr. Juan Almendares Director del CPTRT Organismos Plataforma de Derechos Humanos Observatorio contra la violencia UDPAZ Centro Internacional por el Derecho y la Justicia CEJIL


Querido amigo:

Quiero hacer de su conocimiento los últimos hechos que me han sorprendido, referente a mi seguridad personal y porque no decirlo de otros que igual o peor tenemos problemas.
A continuación le detallo:
El día 24 de septiembre en horas de la tarde me di cuenta que se me habían suspendido mis enlaces de seguridad por orden del Inspector NAJERA, la versión que me dieron fue que en la colonia los Robles que colinda a mi colonia Las Torres, había una reunión en donde se llegaría a un acuerdo de asignar la patrulla y los policías solo para esos pobladores, por lo que de inmediato notifique al comisionado Luna el hecho y al Sr. Comisionado Mario René Chamorro, sin embargo no se me notificó nada posteriormente.
El día de hoy lunes 28 de septiembre en horas de la mañana, me encontré con la patrulla y los policías asignados a los cuales llamé, estos se alejaron sin responderme, los policías asignados a la posta de la Colonia Las Torres se detuvieron, yo les pregunté, ¿porque se alejan sin escucharme?, ¿quiero saber quienes andan en esa patrulla?, por que yo, debo saberlo.
Ellos me dijeron: "mire, esa patrulla esta asignada para dar protección solo a la colonia los Robles pues ellos la compraron y pagan para ello, si usted quiere seguridad en su colonia cómprese una patrulla o compre un vehículo y solicite dos policías para que anden con usted".
Yo les pregunté ¿desde cuándo ustedes son guardias de seguridad privada? Respondieron "bueno desde el viernes"
Estos tres días he estado escuchando algunas frases de los policías que diríamos son de las más amables, que se supone están encargados de la seguridad de los hondureños, tales como:
Las balas son pocas y las que andamos en la bolsa las compramos. Solo corremos por nuestros familiares Mándenos saldo si quiere que prestemos apoyo No tenemos combustible. Tenemos hambre Yo resuelvo el problema usted diga cuánto Resolvemos los casos rápido porque la gente interesada colabora. No descansamos
¡¡¡Más que preocupada, sorprendida!! me decidí a escribir a usted, porque en el Ministerio Publico, en la Fiscalía de Derechos Humanos, obra un expediente en el cual se declaro verosímil mi declaración y fue por petición de la Fiscalía que se solicito al Ministerio de Seguridad brindarme seguridad las que fueron consensuadas por los abogados y miembros de la policía, asignando tres enlaces que serian permanentes por las veces que yo tengo que viajar a otros departamentos. En ese acuerdo versa un párrafo donde relata que solo a petición mía y ante autoridades del Ministerio Público y representantes de derechos humanos pueden ser removidos los agentes asignados a mi seguridad y por escrito.
De este convenio se entregaron 4 copias originales las cuales entregue a autoridades de organismos internacionales para darle fiel cumplimiento al mismo.
Hasta la fecha esto no se ha cumplido.
Quiero hacer también de su conocimiento que la Dirección General de Investigación Criminal, 20 días después de hacer una denuncia formal infraganti por tentativa de asalto a mi casa, se presentó con el grupo de inspecciones oculares, después de otro intento de los denunciados cuando pusieron escaleras y se subieron al segundo piso de mi vivienda, este hecho fue del conocimiento de los policías asignados a mi persona que de manera pronta me protegieron constatando los hechos, por lo que la DNIC los nombró en el expediente como mis testigos. Además de que se consigno en el libro de novedades. Este expediente esta a cargo del SR. Lenin Osorio de Delitos Comunes de la DNIC en el Core 7, siendo su jefe inmediato el Inspector de Policía Olvin paz.
Lamentablemente mi caso no camina, a pesar que se han denunciado los actos y hechos con nombres y apellidos y no por mensajitos por celular que cualquiera se puede inventar.
Es lamentable saber que la POLICIA PREVENTIVA ESTATAL, por sí sola se desestima, consignándose como guardias de seguridad privada y evidenciando el alto grado de irrespeto al uniforme que portan, así como la discriminación que prevalece tan marcada frente a los que somos pobres y no podemos ni debemos pagar " lo que tan caro le cuesta al Estado de Honduras y a la Cooperación Internacional". Es triste que además de la corrupción que impera en nuestro sistema, fachadas de concreto hagan que nuestra autoridad se olvide del lema y de la chapa que portan, quiero recordarle con esto que muchos pobres somos pobres porque ¡¡¡no robamos!!!, que en las Torres vivimos profesionales, artistas, periodistas, abogados, diputados; también ladrones y mareros. En fin si usted se sentara un día vería la gran cantidad de carros de lujo que entran y salen de ese sector.
El estigmatizar a una colonia y a su población por su grado de peligrosidad no abonará en nada a mejorar la seguridad del sector pues esta se obtiene PREVINIENDO con el respeto, es decir atacando el mal, deteniendo a los culpables y garantizándole a ricos y pobres el derecho a la seguridad.
Me GUSTARÍA SABER ¿CUÁL es el precio que tenemos que pagar los pobres?
Si todos diéramos un lempira compraríamos miles de patrullas.
¿O si el valor económico es primero que el valor social? Todas estas preguntas me confirman que los hondureños tenemos precio, esto quizás dependa de la zona en que vivimos, de la profesión, del lugar de trabajo y que será de aquellos que no tiene comida para ellos menos para un policía.
Dr. Almendares, disculpe si soy grosera en mis apreciaciones pero sé que usted es un hombre de bien que conoce a plenitud mis pasos, que me ha acompañado en los momentos más difíciles de mi vida y que me ha impulsado a seguir adelante teniendo fe en la honestidad de la cual es usted el mejor ejemplo.
Las palabras, Doctor, tienen la fuerza y el peso de quienes las pronuncian, así como el valor de los papeles como el caso de mi convenio de protección policial que tendrá el valor de las manos que los tengan en su poder, por eso recurro a usted, porque por ahora para algunos mi VIDA como la de muchos hondureños no tiene ningún valor.
Le escribo en nombre no solo mío, también por la Sra. MARIA ISABEL BARAHONA MORALES y de otros amigos, periodistas, que se ven impotentes frente a la corrupción, a la apatía y la negligencia de hacer algo y sobre todo frente a la impunidad y la falta de hacer bien las cosas.
Le ruego nuevamente interceda por mi persona ante las autoridades competentes.
Con aprecio y admiración.

Tegucigalpa, MDC 28 de septiembre de 2010.
Itsmania Pineda Platero
Hondureña Presidenta de Xibalba DDHH
 Miembro de la red mundial de 1000 mujeres de paz

Cc. LEONEL CASCO Procurador de DDHH del Observatorio Internacional Ecuménico de Derechos Humanos del CLAI. Redes de Voluntarios XIBALBA

Observatorio del CLAI realizará Foro Nacional de Análisis de la Coyuntura





Hermanos y hermanas de la Red Internacioinal de solidaridad
CLAI, Consejo Mundial de Iglesias, Foro Mundial ACT.

Remito a ustedes el correo de la Organización Política los Necios, con varios artículos y comunicados sobre el estado de los Derechos Humanos en Honduras, relacionados con la represión constante en contra del Movimiento Campesino del Valle del Agúan (MUCA), quienes han demandado de la sociedad nacional y la comunidad internacional, un acompañamiento más cercano y apoyo material para la sostenibilidad de su lucha reivindicativa, así como los asesinatos de los periodistas JOSEPH OCHOA (02 de marzo), David Meza Montecinos (11 de marzo) y recientemente Nahún Palacios (14 de marzo), así como el comunicado oficial de la honorable Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH), lo que nos evidencia la situación crítica y de indefensión a que estamos sometidos todos los hondureños y hondureñas que abogamos por la justicia y la lucha contra el sistema de impunidad, fortalecido a partir del golpe de Estado perpetrado el pasado 28 de junio del 2009.

Para el Observatorio Ecuménico de las Iglesias CLAI para los Derechos Humanos en Honduras, es alarmante el nivel de violencia que cada día se profundiza en contra de diversos sectores sociales como son el movimiento sindical, abogados, jueces, mujeres, jóvenes y ahora periodistas, todos vinculados a la lucha por la restitución del Estado de Derecho y el respeto a los derechos humanos y las garantías constitucionales, sin que el Gobierno de turno manifieste voluntad polìtica y capacidad profesional de resolver el esclarecimiento de los mismos y las polìticas públicas adecuadas de prevención y protección de las personas, así como de los lideres y comunicadores populares.

La mayoria de las iglesias cristianas y católicas siguen guardando silencio, como una estrategia de complicidad o de autoprotección para no ser objeto de agresiones por parte de los aparatos de seguridad del Estado, sicarios y paramilitares de los grupos de poder tolerados por el regimen, por lo que es necesario hacer una labor mayor de incidencia a efecto de sensibilizar y concientizar que no podemos seguir siendo indiferentes ante tantos casos sistemáticos de violaciones a los derechos humanos.

En tal sentido clamamos justicia y solidaridad militante de la comunidad ecuménica mundial, para con el pueblo hondureño, demandando del gobierno de turno, el respeto y protección de los Derechos Humanos, un cese al clima de inseguridad y represión, así como una investigación exhaustiva de los hechos, la sanción penal para los culpables y velar por la seguridad de los defensores de los derechos humanos.

Leonel Casco Gutiérrrez
Procurador de los Derechos Humanos
Coordinador Observatorio Ecuménico DDHH del CLAI




El Observatorio Ecuménico para los Derechos Humanos en Honduras, del Consejo Latinoamericano de Iglesias (OEDHCLAI), ante los acontecimientos de este día se pronuncia en los siguientes términos.
CONSIDERANDO: Que hoy miércoles 18 de agosto, en horas de la mañana, fue brutalmente reprimida la manifestación pacífica organizada por el Frente Nacional de Resistencia Popular del municipio de Choloma, Cortes, en demanda del aumento al salario mínimo, el regreso del ex Presidente José Manuel Zelaya Rosales, la defensa del Estatuto del Docente, el pago de las obligaciones del Estado con el IMPREMA y la repatriación de más de 200 compatriotas exiliados y refugiados en terceros países desde el Golpe de Estado Militar del pasado 28 de junio del 2009.
CONSIDERANDO: Que la Constitución de la República en su artículo 79 garantiza el derecho de libre manifestación pacifíca en relación a los interes individuales o colectivos sin necesidad de permiso alguno por parte de las autoridades, así como el respeto e inviolabilidad a la libertad personal y la integridad física, sicológica y moral consignados en los artículos 68 y 69 y demás normativa estblecida en las leyes secundarias, la Convención Americana de los Derechos Humanos o Pacto de san José y la Convención de los Derechos de los niños.
CONSIDERANDO: Que efectivos policiales al mando del oficial CASTRO, sin justificación alguna detuvieron ilegalmente al Profesor RUY DÍAZ, quien fue víctima de torturas, tratos crueles inhumanos y degradantes, así como a Giovany Matute, quienes luego de ser agredidos, fueron liberados, debiendo ser remitidos al hospital.
CONSIDERANDO: Que fueron detenidas más de 30 personas incluida la niña de 6 años GEMA VALERIA ALIA MANZANARES, el periodista Edgardo Escoto y otros comunicadores en las bartolinas municipales de Choloma, por lo que aún varios abogados de la resistencia realizan acciones legales ante los Tribunales para lograr su liberación.
CONSIDERANDO: Que es deber del Estado garantizar, proteger y promover la plena vigencia y respeto de los derechos Humanos, sin discriminación de ninguna clase de conformidad con los tratados internacionales y las leyes nacionales.
Demandamos de las autoridades policiales y del Poder Ejecutivo GOLPISTA, ordenar la inmediata libertad de los ciudadanos detenidos, suspender de sus cargos a los represores, al Ministerio Público, especialmente la Fiscalía Especial de los Derechos Humanos ordenar una investigación de estos hechos violatorios de los Derechos Humanos, procediendo contra los responsables ante los Tribunales correspondientes y a los Organismos de Derechos Humanos nacionales e internacionales darle seguimiento a estas acciones para garantizar la aplicación de la justicia y reparar el daño material y moral a las víctimas.
Tegucigalpa, MDC 18 de agosto de 2010.
Leonel Casco Gutiérrez
Procurador de los Derechos Humanos
Coordinador Observatorio Ecuménico DDHH del CLAI.

Aparato militar y policial, restringen oración por la paz y la justicia en Honduras

Honduras: Persecución y hostigamiento a Leonel Casco. Defensor de Derechos Humanos Imprimir E-mail
Martes, 18 de Mayo de 2010 20:08
Fian Honduras
Fragmento de testimonio ante el codeh...
Tengo más de 30 años de trabajar por la defensa y protección de los derechos humanos en mi país, desde 1979, como miembro de la Comisión de Justicia y Paz de la Parroquia Católica de Olanchito, Yoro, de 1982 a 1990 como miembro voluntario y funcionario del CODEH, 1991 al 2007, como educador y procurador del COFADEH, Asesor Legal de ADROH, Director Ejecutivo de la C.T.N. y desde noviembre del 2009, como Coordinador del Observatorio Ecuménico de las Iglesias CLAI para los Derechos Humanos en Honduras, como una respuesta del movimiento ecuménico mundial frente a las graves violaciones a los derechos humanos, generadas por el Golpe de Estado Militar en contra del pueblo hondureño aglutinado en el Frente
Nacional de Resistencia Popular. 
Resulta que el día jueves 13 de mayo, a eso de las 4:10 p.m., después de salir en mi vehículo de las instalaciones de la Comunidad Teológica de Honduras (CTEH), ubicada en la colonia La Era, calle principal frente a la Iglesia Cantico Nuevo, donde habíamos concluido una jornada de  capacitación sobre el curso de Teología "DIOS ANTE EL GOLPE DE ESTADO",  junto a estudiantes de teología y Pastores en Resistencia, al recorrer unos 30 metros hacia la salida al anillo periférico, note que dos individuos me seguían en una motocicleta, por lo que opte por reducir la velocidad para que pasaran, al llegar a la entrada del anillo, frente a las bodegas DECORA, me pare para que ellos pasaran, quienes se quedaron a unos 20 metros de distancia con la moto estacionada, al ver que no pasaban ingrese al anillo periférico ruta hacia Valle de Ángeles, siguiéndome los mismos. Por el espejo retrovisor note que ambos vestían camisetas color verde moteado, desteñido, como las que se venden en los mercados, cada uno con su respectivo casco y algo como una mochila. Durante la ruta,  aceleraba y luego contenía la velocidad para que ellos pasaran tal como lo hacían otros vehículos, circulando siempre atrás de mi carro.
Cerca del desvió hacia la Colonia San Miguel a mano derecha, estaba un  operativo policial con dos vehículos retenidos, por lo que pase muy lentamente, para identificarles mejor y pendiente si los policías me hacían alto y estacionarme. Al pasar del operativo tenia que tomar una decisión, continuar recto o tomar el desvió a la colonia San Miguel, por lo que haciendo un simulacro opte por lo último, continuando ellos tras mi  persona.
Al llegar a la segunda calle entrada a la San Miguel, vi que enfrente estaba un policía de la Preventiva, por lo que me estacione antes de doblar la esquina, para que ellos pasaran y mi susto fue ver que se estacionaron unos 20 metros atrás de mi vehículo y al rato al ver que no me movía, dieron la vuelta, regresando por la misma calle. En ningún momento note que portaran armas en la mano, pero si me preocupo la actitud anormal de darme seguimiento.
Honduras: Persecución y hostigamiento a Leonel Casco. Defensor de Derechos Humanos Imprimir E-mail
En mi condición de Comunicador del OBSERVATORIO ECUMÉNICO para los Derechos Humanos en Honduras del Consejo Latinoamericano de Iglesias CLAI, organismo internacional ecuménico que aglutina a más de 180 iglesias de diversas denominaciones en la región, con todo respeto comparezco lo siguiente:

Una misión ecuménica de carácter humanitario, solicitó hoy sostener una reunión con el presidente constitucional de Honduras, José Manuel Zelaya Rosales y sus acompañantes, en la embajada de Brasil, para verificar su estado de salud y realizar una oración por la paz y la justicia hondureña , sin embargo su petición fue rechazada por el aparato policial y militar del Estado.

La entrevista con el mandatario Zelaya se programó el seis de enero a través de una solicitud de permiso que realizó el coordinador del observatorio de derechos humanos del Consejo Latinoamericano de Iglesias (CLEI), Leonel Casco al comisionado de policía Silvio Inestroza, quien trabaja en la oficina de crisis de casa de gobierno.

La información vertida por el también Procurador de derechos humanos, Leonel Casco describe que en nombre del Observatorio ecuménico de derechos Humanos del CLEI, se trasladó el siete de enero a la sede del poder ejecutivo para hablar con el general Mario Hung Pacheco, quien le dijo que la nota de permiso, debían entregarla al secretario de Seguridad, Jorge Rodas Gamero. Este funcionario es considerado por la sociedad hondureña como de facto.

Pacheco mencionó que el acceso a la zona cero en donde se encuentra el presidente José Manuel Zelaya está restringido, por lo que mantienen un fuerte cordón militar y policial y que en última instancia, el CLEI podía solicitarlo con el señor Roberto Micheletti (presidente de facto).

El CLEI efectuó todos los procesos legales para ingresar a la embajada de Brasil, no obstante la audiencia que concertaron con el presidente Zelaya y sus acompañantes, fue negada sin tener una respuesta concreta de las autoridades correspondientes para que orientaran a este organismo ecuménico a quien acudir para responder a su petición.

Este hecho restringió el libre tránsito y libertad de acceso a la sede diplomática de Brasil sin que exista una orden judicial que restrinja el camino de las calles adyacentes a la embajada.
Según Leonel Casco, la audiencia ya estaba aprobada y fue confirmada por el asesor legal del presidente Zelaya, Rasel Tome. Por tal motivo el CLEI exige una explicación legal y responsable de cuál es el trámite que se debe hacer para acceder a la sede brasileña.

La misión ecuménica que visitaría al presidente Zelaya para verificar su estado de salud y que efectuaría una oración por la paz, la vida y la justicia en Honduras está compuesta por el procurador de derechos humanos Leonel Casco, el Reverendo Rigoberto Ulloa de la iglesia cristiana Agape, la procuradora de derechos humanos, Rosa Rodríguez, quien es miembro del Comité para la Defensa de los Derechos Humanos (CODEH), el periodista y comunicador del observatorio del CLAI, Ronnie Huete, el Reverendo Franklin del Cid, el abogado y procurador de derechos humanos, Daniel Flores Henríquez y el Pastor evangélico Cesar Cárcamo de la Comisión de Acción Social Menonita (CASM).

Ante la negativa de ingreso a la sede de Brasil el procurador Leonel Casco y el abogado Daniel Flores Henríquez solicitaron una acción constitucional de Habeas Corpus o exhibición personal ante la sala de lo constitucional de la Corte Suprema de Justicia.

A través de esta instancia legal se pretende exigir a la Corte Suprema de Justicia que habilite el paso a la embajada de Brasil en virtud de que se les ha obstaculizado a los miembros ecuménicos del CLEI y a sus representantes de derechos humanos.

A criterio del abogado Flores Henríquez no existe ninguna orden de restricción para que el presidente Zelaya pueda recibir visitas o que este encarcelado en la sede diplomática, por lo que será el poder judicial a través de su sala constitucional que resuelva el habeas corpus en favor de esta comisión ecuménica y del presidente Zelaya contra las actuaciones del ex coronel Jorge Rodas Gamero, el sub comisionado de Policía Pagoada Flores, el comisario de Policía López Orellana, el jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, Romeo Vásquez Velásquez, el Coronel de infantería Moreno, el General retirado Mario Hung Pacheco, quien se desempeña como jefe de la unidad de crisis de casa presidencial y también los demás oficiales militares y policías encargados de la seguridad en la llamada zona cero.

Este hecho comprueba que el régimen dictatorial en que vive Honduras, se opone a que se respeten los derechos humanos fundamentales como el de la salud, la libre circulación y la libertad de pensamiento.

Leonel Casco Gutiérrez 
Coordinador del observatorio DDHH CLEI

Ronnie Huete Salgado
Comunicador del observatorio DDHH CLEI

Las siete personas ejecutadas en El Paraíso fueron terriblemente torturadas

Red Morazánica de Información

Tegucigalpa 12 de noviembre de 2010. Las siete personas asesinadas en la comunidad de el Ocotillal, de las que el Comité Para la Defensa de los Derechos Humanos en Honduras CODEH, responsabiliza a la policía de su asesinato, fueron “terriblemente torturadas”, informó el Presidente de la organización humanitaria Andrés Pavón.
Pavón relató que uno de los cuerpos de los fallecidos presentaba alrededor de 47 quemaduras en su cuerpo, que pudieron haber sido producidas por cigarros u otro tipo de objeto que le provocó grandes quemaduras, otro de los fallecidos “presentaba parte de su piel en estado como quemado como que fueron tan fuertes las descargas eléctricas”, indicó en una entrevista transmitida por Radio Globo.
El defensor humanitario informó además, que otro de los cadáveres presentaba, fracturas en las coyunturas de sus piernas, mientras a la joven Yuri Montoya, “le sacaron la masa encefálica de un machetazo”, lo que provocó una deformación del rostro de la fallecida.
Según la información que tiene el CODEH, a una de las personas asesinadas se le detuvo en la ciudad de Catacamas, desde donde fue trasladada a la comunidad de el Ocotillal por miembros de la policía, ya que al pasar por la posta ubicada en la comunidad de Cayo Blanco, los que llevaban a los capturados, fueron detenidos pero posteriormente los dejaron pasar lo que evidencia claramente que quienes andaban en el operativo eran policías.
Como es que el vocero de la policía Leonel Sauceda dice que no los tuvo nunca la policía, como es que tiene acceso a la investigación criminal, se pregunto pavón al referirse a las declaraciones del vocero policial que niega que los asesinados hubiesen estado en manos de la policía.
Pavón manifestó que los asesinatos ocurrieron con brutalidad y apología del odio, agregó que  los asesinatos tienen también un matiz político por que algunas familias de los fallecidos forman parte de los perseguidos políticos durante la década de los 80, son reconocidos en la zona y  siempre han estado ligados a causas justas.
Según el CODEH, las personas asesinadas “asesinadas por la Policía” son: Jorge Gustavo Castro, Rubén Emilio Castro, Tomás Alberto Suárez, Carlos Alberto Murillo, Jesús Murillo Urbina, la joven, Yuri Montoya,  y Marcos Castro.
Ministerio Público Nunca llegaron a levantar los cadáveres
Pavón denunció, que ni la Policía Nacional ni el Ministerio Público a través de medicina forense nunca llegaron a la escena del crimen hacer el levantamiento de los cadáveres, por lo que tienen responsabilidad por no acudir a cumplir con lo que ordena la ley.
Según Pavón, los familiares se vieron obligados hacer el levantamiento de  los cuerpos de sus familiares, por que estos estaban entrando en estado de descomposición, mientras el Ministerio Público y la Policía nunca llegaron al lugar.